GENERAL DISCLAIMER

All the pics displayed in this blogs are from the author's private collection or just snapshots from his private movie collection. Whenever I use another web's or person's pics, it will be always mentioned.

Feel free to use the information or pics showed but please ask for permission or just remember to add the source wherever you use them. THANKS

Todas las fotos mostradas en este blog pertenecen a la colección privada del autor o son capturas de las películas de la misma colección. En caso de usar material de otra persona o web, siempre será mencionada su procedencia.
La información y/o fotos de este blog están a disposición de cualquiera, pero por favor pidan permiso para usarlas o al menos indiquen su procedencia. GRACIAS

jueves, 22 de abril de 2010

Reseña Ninja Kill de CineCutre

En la Web www.cinecutre.com he podido encontrar una de las mejores reseñas sobre NINJA KILL que hay en toda la red. No puedo evitar ponerla aquí porque no tiene desperdicio.

Autor:
Oso55

LA NINJAXPLOITATION LLEGA A CINECUTRE

Durante la década de los 80, cientos de películas de ninjas copaban las estanterías de los videoclubes (gracias, en gran medida, al fenómeno desatado por Sho Kosugi y su trilogía ninja), destacando entre todas ellas, las infracintas amparadas por una productora hongkonesa conocida con el nombre de IFD. Dicha compañía filmó decenas de títulos, creando lo que se conoce como "la saga ninja" (a la que pertenecen más de 50 películas), y lanzando al estrellato zetoso a uno de los grandes intérpretes de serie B de todos los tiempos, Richard Harrison.

Y como este 2007 se cumple el 20 aniversario de Ninja Kill, aprovecho esta barata excusa para homenajear a tan casposa y entrañable saga, con el análisis de la que considero una de las más hilarantes películas de la serie (más adelante me gustaría escribir un amplio reportaje sobre la IFD, la Filmark, y demás estudios-basura, pero ese es un proyecto demasiado ambicioso que me temo jamás podré llevar a cabo).

¿DOS PELÍCULAS EN UNA?

Ninja Kill comienza con el inolvidable y paupérrimo logo de la IFD, una copia barata de la insignia de Columbia Pictures, donde la clásica estatua es sustituida por una china con ¿antifaz? y un mantel atado a la cabeza, mientras suenan algunos fragmentos desordenados de lo que parece la banda sonora de Star Wars. No sólo los turcos saben valorar el trabajo de John Williams.

Antes de profundizar en la trama, es imprescindible que sepáis que la IFD adquiría los derechos de películas asiáticas de bajo presupuesto, con la intención de reciclar su metraje y añadirle nuevas escenas con actores americanos. Por tanto, Ninja Kill surge de la unión de dos películas, una de ellas de apariencia ¿filipina? ¿camboyana? (¿eh?), y la otra, rodada en un parque con una fotografía distinta y otros intérpretes.

Así las cosas, el argumento resultante de unir los dos subfilmes, es completamente incoherente, ya que ambas partes apenas guardan relación entre sí, y su único nexo de unión serán unas llamadas telefónicas, mediante las cuales, montadores y guionistas se esforzarán en vano por establecer una conexión entre los personajes asiáticos y los americanos.

No sé hasta qué punto merece la pena ponerse a valorar la calidad de un guión escrito para una pseudopelícula que debió montarse en 3-4 días, con la intención de ponerla a la venta en pocas semanas, y sin ninguna pretensión artística (hasta el punto de que muchos de los responsables no quieren verse reflejados en los créditos y usan pseudónimos). Lo que sí puedo valorar, y con buena nota, es la delirante imaginación de los responsables y su poca vergüenza, ya que son capaces de introducir combates de ninjas en un infrafilme asiático, que poco o nada tiene que ver con el género de las artes marciales. Inlcuso reescriben los diálogos de una película ya rodada, para así encajar la nueva trama, como ya hiciera el maestro Woody Allen con Lily, la Tigresa.

¿Habéis visto Kung Pow, aquel filme americano en el que insertan digitalmente a un tal Steve Oedekerk en una película china de los 70? Pues Ninja KIll es algo similar, sólo que aún más despollante, igual de surrealista y sin intenciones de ser una comedia, lo que la convierte en doblemente cómica.

Considero esencial narraros paso a paso toda la secuencia inicial del filme, para que apreciéis sus inabarcables proporciones. Del resto de la película sólo comentaré lo más destacable.

HARRISON CONTRA LOS NINJAS ASESINOS

Mientras pasea por un parque (el mismo parque que veremos en todas y cada una de las secuencias protagonizadas por americanos), Richard Harrison será informado de una conspiración política, por un confidente bigotudo en chancletas, con apariencia de indigente latinoamericano y serias dificultades para memorizar su diálogo (incluso lanzará furtivas miradas a la nada tratando de recordar sus frases).

Observad las chancletas en la parte inferior derecha.

Al parecer (y digo AL PARECER, porque no hay forma de enterarse de nada), alguien llamado Cuba ha contratado a un grupo de Ninjas a sueldo que se hacen llamar "Ninjas Asesinos" (por si no quedaba clara su profesión), con la intención de matar a un importante senador que va a presentarse a las elecciones para ALCALDE ¿¿de Tailandia??

No sé cómo funciona el sistema democrático en Tailandia, pero es sorprendente descubrir que la jerarquía política sigue un orden inverso a la que tenemos instaurada en Occidente, de manera que el puesto de Alcalde parecer ser el más importante, seguido del de senador. Suponemos que el cargo de Presidente del Gobierno equivale al de concejal de pueblo. O quizás el bigotudo confidente se refiere a un pueblo cuyo nombre coincide con el del país de Sagat. Esta última teoría es la más probable, debido al deplorable aspecto que presenta Tailandia en la cinta, constituida por cuatro chabolas perdidas en mitad de la selva. Así que, para que nadie se confunda, a partir de ahora hablaré del “Pueblo de Tailandia”. Vaya, parece que con unos pequeños arreglillos la trama va cobrando sentido…

Pedro (que así se llama el confidente, como era de esperar) le muestra a Harrison algunas fotos de los conspiradores (dichas fotos son en realidad capturas de la parte asiática de la cinta, y entre las citadas capturas, hay un fotograma DE LA SECUENCIA FINAL DEL PROPIO FILME), para después pedirle 5.000 dólares (ni uno más y ni uno menos) si quiere conocer el resto de la información. Tras un sonoro “Toma, hijodeputa”, Harrison, con precisión Ninja, echa su mano al bolsillo y saca un fajo con 5.000 dólares exactos (mirando el ridículo tamaño del fajo, parecen 2 dólares) y se lo entrega a Pedro, quien no se molestará ni lo más mínimo en contar los billetes.

"Jamás salgo de casa sin 5000 dólares en efectivo en el bolsillo, nunca se sabe cuándo podré necesitarlos"

Con el dinero en su bolsillo, Pedro corre raudo y veloz a gastárselo (imagino que en vino), cuando surge de la nada un “Ninja asesino” con homicidas intenciones. Pero Pedro venderá cara su piel y, tras un escandaloso zoom a sus ojos, su ropa se transforma en un colorista disfraz de ninja, adquirido probablemente en la sección de disfraces para niños del Carrefour. Así comienza una épica batalla entre dos horterísimas guerreros, que concluirá con la muerte de Pedro, tras ser rozado por una espada. Y es que los ninjas de esta película desprenden tanta energía, que no necesitan tocar a sus rivales para acabar con ellos.

Gracias a sus poderes extransensoriales, Harrison, que descansaba tranquilamente en un banco del parque, percibe que Pedro está en peligro y sale corriendo a auxiliarle, pero ya es demasiado tarde.

Y así comenzará la venganza de nuestro héroe y la investigación paralela que llevará a cabo un colega suyo, David, quien será el encargado de detener a los políticos conspiradores, mientras Harrison, por otro lado (recordemos que la trama está formada por dos películas que se van alternando), se encargará de dar matarile a los “Ninjas Asesinos”.

NINJAS DE SALDO

Richard Harrison interpreta a Gordon, el protagonista del segmento americano (rodado del tirón en una sola tarde), quien pertenece a una orden secreta de ninjas, cuyos integrantes son unos horteras de cuidado, ya que visten disfraces de ninja de color amarillo, rojo e incluso lila (en el caso de Harrison), sacados del catálogo navideño del Corte Inglés.

¿Pero no se suponía que ser invisible es una de las premisas de un ninja? Muy jodido lo tiene Harrison si pretende pasar desapercibido con ese disfraz, a menos que quiera camuflarse en las fiestas de Chueca.

Para colmo, su atuendo se combina con una delatora cinta atada a la cabeza, donde está escrita la palabra "Nin ja", para que nadie dude de su profesión.

Nuestro desvergonzado y talludito héroe se entrena sin camiseta agitando su espada, y como ya ronda los 50, las arrugas y la flacidez hacen mella en sus chichas, por lo que resulta patético ver a un pobre anciano (con rasgos similares a los de Fabio Testi) arrastrarse de semejante manera...

Muérete de envidia, Schwarzenegger.

Todo ello implica que en las escenas de acción, debe taparse la cara con su difsraz de saldo, para ser sustituido por un doble, en unos combates monótonos y clónicos, donde los personajes jamás se tocan, se reutilizan planos, y los zooms a los ojos están a la orden del día, para añadir intensidad y dramatismo a los combates.

Intenso duelo de miradas

Harrison se pasa toda la película luchando en un mismo parque contra "Los Ninjas Asesinos", una orda de ninja-nerds (curiosamente todos occidentales, y cada cual más ridículo que el anterior), cuyo insólito grito de guerra es "Ninja", y a quienes nuestro héroe retará, mediante el envío de una ofensiva estatua de papel maché, comprada en un "todo a 100" chino (yo también me sentiría molesto y con ganas de bronca si me enviasen algo así).

Auténticos y temibles ninjas dispuestos a matar

Un miembro muy destacado de esta peligrosa banda es el bautizado por parte de la redacción de Cinecutre como Ninja Torero, un guerrero que, gracias al penoso doblaje en castellano, omite la letra "s" en sus frases, soltando perlas como "¡Maetro!", refiriéndose a su líder. Como bien señala mi compañero DimitriHardcore, parece que en cualquier momento vaya a ponerse un traje de luces para gritar aquello de "¡Maetro!, ¡Ole Maetro! ¡Vamo pa la Maetranza!".

De acuerdo, es un fallo de doblaje mínimo y sin importancia, y sacarle puntilla a Ninja Kill por esto, quizá sea exagerar, pero... ¿¿¿Y lo que os estáis riendo??? (Yo personalmente, no puedo parar de decir "maejtro" a todas horas xDDD)

Pero sin duda, la palma se la lleva el último y supuestamente más poderoso de los ninjas (si exceptúamos a su líder), un GORDO BARBUDO, al que sólo le falta una gorra de Atari, para convencernos que se ha escapado de la última edición de la Campus Party. Seguramente aprendió a pelear tras intensivas sesiones jugando al Tekken.

"¡No eztoy gordo, estoy fuedtecito!"

Harrison los irá matando uno a uno, hasta enfrentarse a su líder (interpretado por Stuart Smith, otro habitual de la franquicia) en una durísima batalla, donde nuestro héroe hará uso de su arma secreta: Unos mortíferos platillos de batería (imagino marca Zildjian), supuestamente cortantes, pero que al lanzarlos sólo describen una tambaleante trayectoria aérea, sin dirección concreta y sin impactar en el enemigo, aunque éste cae herido (o indignado, que es más probable, ya que ser atacado por un viejo con platillos, sólo puede provocar eso, la indignación más absoluta).

Harrison, practicando con los platillos para la próxima actuación de la orquesta del pueblo.

¿FILIPINOS? AL ATAQUE

Como si de la teleserie Campeones se tratase, todos los personajes asiáticos (quienes también aparecen en Ninja Demon Massacre, Ninja Connection, Robo Vamp y mil más), han occidentalizado sus nombres. De esta forma, el protagonista del segmento asiático se llama David, y será quien se encargue de descubrir a los conspiradores políticos escondidos en la selva.

El Mario Cobretti tailandés

Sus conocimientos de geografía son nulos, o quizás su memoria rivaliza con la del protagonista de Memento, ya que en una delirante conversación telefónica, afirmará no saber dónde está Tailandia, para 5 minutos después, viajar hasta allí y ENCONTRARSE CON VARIOS AMIGOS QUE TIENE EN LA ZONA. Menos mal que no conocía el lugar...

Como buen galán, David se folla a todo lo que se mueve (es un peligro público), debilidad que le lleva a terminar en la cama de todos los personajes femeninos de la cinta, ya sean buenos, malos o parientes suyos, mediante una técnica de flirteo instántaneo que memorizó tras el visionado de una maraton de películas porno del Plus. Cada vez que liga con una tía, se tiene la sensación de que en cualquier momento va a sonar una música sintetizada de saxofón, para anticipar lo inevitable.

La seducción tiene rostro

Pero, aunque se folla a todas las mujeres que se le cruzan por delante, David tiene dificultades a la hora de entablar amistad, y es por ello que su círculo de amigos se reduce a los desechos sociales del pueblo: Los freaks y los marginados. Entre ellos encontramos al pariente ¿camboyano? del mítico Barragan, un zarrapastroso con gafas de pasta, sombrero de paja, un bigote de pega, y algo similar a una falda de abuela rural, lo que nos hace pensar si también guarda alguna relación con el Pozí.

Barragan + Pozí + mostacho = Tío Loue

Luego tenemos a un desequilibrado recolector de basura (adorna el collar de su cuello con toda la ponzoña que encuentra) llamado Mickey, quien jamás se cambia de ropa, porque afirma poseer un mágico chaleco de color "naranja butantero", que le advierte del peligro, como si del sentido arácnido de Spiderman se tratase.

Pero el más destacable de todos los freaks, es el payaso del polo amarillo, quien ejerce el rol de bufón de la película. Posee habilidades únicas como oler chuminos a distancia (esto quedará explicado más adelante), o pegar saltos de 4 metros lanzándose encima de sus enemigos cual tigre de bengala, tras haber recibido un tiro en el estómago.

"Estos polos tailandeses de imitación sí que destiñen..."

Nuestro protagonista llorará desconsoladamente la pérdida del bufón, y recitará frases como "Nadie te tomaba en serio, pero yo sí, y no podía pedir mejor amigo que tú". Lo curioso del asunto es que había conocido al bufón hace tan sólo un par de horas, lo que nos lleva a suponer que los tailendeses empatizan entre sí más rápidamente que los concursantes de Gran Hermano.

Aquí os dejo un vídeo con sus mejores momentos:

El primer ligue de David se llama Rosemary, y será la única mujer de la película a la que no se pete, aunque sí que la verá desnuda. La chica es presentada en una torpe secuencia en la que una pandilla de maleantes tratan de abusar de ella. Pero Rosemary es dura de pelar, y mediante sus patosos golpes de lucha, conseguirá reducir (sin ayuda) al grupo de oligofrénicos, quienes a causa de sus problemas de coordinación y su diarrea mental, se golpearán deliberadamente con todos los objetos que la chica utiliza para defenderse.

Bajo esta frágil apariencia, se encuentra una temible luchadora

De esta forma, vemos cómo uno de ellos se tropieza APOSTA con un cubo, otros se tiran al suelo sin la intervención de Rosemary, o incluso se autolanzan por los aires.

Lam es el objetivo de los Ninjas Asesinos, un senador que ansía degradar su posición política, para liderar, como alcalde, a las gentes del pueblo de Tailandia. Sólo podremos ver a este personaje en el desenlace de la cinta, durante un mitin en el día de las elecciones (celebradas en una tienducha en mitad de un descampado), donde defenderá una política social, cuyo eje principal será mejorar LA RED DE ALCANTARILLADO, a pesar de que el pueblo de Tailandia es un poblado chabolista perdido en mitad de la puta selva.

Los habitantes de Tailandia necesitan líderes como Lam, quien no les sacará de la pobreza ni les librará del crimen, pero al menos podrán cagar a gusto, gracias a su nuevo sistema de alcantarillado

Pero hijodeputa, antes preocúpate de que los habitantes vivan dignamente... Tamaña incoherencia no le impedirá ser vitoreado por sus votantes, constituidos en su mayoría por niños (?¿?¿?¿?).

Sin duda, unas elecciones multitudinarias...

Finalmente, y a pesar de los esfuerzos de nuestros protagonistas, los malos se saltarán el cordón de seguridad (constituido por 4 mataos con gorra y pistola), y el candidato Lam será acribillado a tiros durante su discurso, lo que nos lleva a pensar lo siguiente: SI LO HAN MATADO A BALAZOS, ¿PARA QUÉ COJONES CONTRATARON A LOS NINJAS ASESINOS? Ah claro, que son dos películas unidas, y en una de ellas nunca aparecen ninjas, aunque sí los mencionan...

Entre los conspiradores políticos se encuentra una senadora que también se presenta a la alcaldía, la señorita ¿Lintelton?, a la que David se follará gratis (en una escena completamente gratuita), tras infiltrarse en su domicilio en una de sus investigaciones (una secuencia que más adelante detallaré).

Una auténtica zorra en todos los sentidos.

En el pueblo de Tailandia también vive un desconcertante grupo de prostitutas, las cuales, en la tradición de los mejores filmes de Pajares y Esteso, se bañan alegremente en pelotas por los ríos del pueblo, sin temor a que ningún hombre las vea. Pero lo que David desconoce, es que detrás de esa fachada de alegres y libertinas prostitutas, se esconde un puñado de zorripainas drogadictas, que secuestran a la gente y después se la follan, para dejar exhaustos a sus rehenes, y así no tengan fuerzas para intentar huir... Como bien dice Cacaman, ¿no hubiera sido más fácil hacerles correr por el campo?

Nuestro héroe cae bajo sus garras y es "violado" (lo cierto es que no pone impedimento ninguno, aunque cuando le quitan la camiseta, se tapa los pezones con gesto avergonzado ??¿¿?¿?), lo que le sumirá en un estado de "somnolencia", a causa de las drogas consumidas por las putas, cuyos efectos se han debido transmitir a David a través del potorro.

"Por favor, no me mires los pezones, me da mucha vergüenza..."

Aún así, conseguirá escapar, dejando atrás al gesticulante Bob, uno de sus compañeros, a quien las lumis matarán a polvos. David, que es bastante hijodeputa, encuentra el cuerpo moribundo de su amigo, y sólo se le ocurrirá soltar la siguiente frase: "Parece que Bob encontró a su última mujer", para después dejarle ahí pudriéndose, no sea que las putas le atrapen y se lo follen de nuevo.

Muerte por mulitorgasmo

TAILANDIA, EL MEJOR DESTINO TURÍSTICO

¿Estáis en el ecuador de vuestra carrera y no sabéis dónde ir de vacaciones? ¿El Instituto se acaba y aún no tenéis decidido el viaje de fin de curso? Tranquilos, Cinecutre os lo pone fácil, exponiendo los motivos por los cuales Tailandia es el destino perfecto.

Para empezar, las turistas podrán recrearse con la extrema belleza de los hombres de Tailandia, todos ellos tan fornidos y apuestos como las mejores estrellas de Hollywood:

Dentaduras perfectas, pulidos mostachos, y elegante expresividad son algunos de los rasgos tailandeses que hacen palidecer de envidia a los esculturales griegos de la Grecia clásica.

Los turistas masculinos también podrán deleitarse con sus sugerentes y elegantes mujeres. Observad la sutilidad de la que hace gala el vestido de esta delicada mujer, y su femenino porte:

Esto es sugerir y lo demás son tonterías.

Y es que sus habitantes también destacan por su buen gusto, sobre todo a la hora de vestir con la ropa más elegante.

En Tailandia se llevan los sombreros de paja, los polos de imitación y las toallas atadas alrededor de las piernas

Combinaciones de bermudas pesqueras, chancletas, y polos Lacoste de imitación, conforman el que es posiblemente el mejor vestuario jamás visto en una película.

Un ejemplo perfecto de buen gusto tailandés. Sombrero negro, camisa de distinguido color rosa (con medio pecho descubierto), colgajos al cuello y un jersey blanco atado a la cintura. Ropa a juego, sin duda.

Y si lo que queréis es dejaros de sutilezas y practicar turismo sexual, lo tenéis fácil, sólo debéis seguir los consejos de David, y en 5 minutos tendréis a todas las tailendesas en vuestra cama, Y SIN PAGAR. Eso sí, tened cuidado con las prostitutas, si no queréis morir a polvos, como el viejo Bob.

Otra seña de identidad de la población tailandesa es su pacifismo y respeto por la vida humana. Y es que, si siempre soñaste con visitar el Far West americano, estás de enhorabuena, ya que el Salvaje Oeste, es Disneylandia si lo comparamos con la Tailandia que nos muestran en NInja Kill, donde todas las disputas, por pequeñas que sean, se zanjan mediante tiroteos, y en el mejor de los casos, a navajazos. En el cine porno, cualquier excusa sirve para fornicar; en Tailandia ocurre lo mismo, pero con los tiros. Pero no os asustéis, porque la mayoría de disparos son en realidad tracas valencianas (petardos repartidos por el suelo), y por tanto apenas causan heridas.

Disparos que no dejan heridas, una banda sonora que parece la del coche Fantástico, insultos gratuitos... Estos tiroteos lo tienen todo. Fijaos en el último disparo, impacta en la puerta de metal antes de que pase el gordo, pero aún así, éste resulta herido con un balazo en el pecho, y eso que la bala pasó a la altura de su barriga.

Al poco de empezar Ninja Kill, ya se nos muestra lo peligroso que es este país, con una gratuita secuencia de pelea en un chiringuito, donde un grupo de matones se liará a ostias con los clientes, porque uno de ellos cambió de emisora. Al grito de "Eh, esa canción mola, ¿qué haces?", comienza una pelea al estilo Bud Spencer, pero con una coreografía digna de una obra de preescolares.

Pero no os preocupéis, futuros visitantes del país asiático, si no os van el riesgo ni las emociones fuertes, también estáis de suerte, ya que el nivel de seguridad es muy alto, gracias al intensivo trabajo de 4 mataos con gorra y pistola, incapaces de establecer un cordón policial mínimamente digno durante la celebración de las elecciones, pero que le ponen mucho cariño y esfuerzo a su profesión.

Tailandia cuenta con los últimos avances tecnológicos, sobre todo en materia de transporte:

Alta tecnología al servicio del héroe

Sus infraestructuras y resistentes edificios se encuentran a la vanguardia de la modernidad:

"No penséis que la casa se me viene encima, es que estoy de reformas"

No lo dudéis, en Tailandia pasaréis unas vacaciones inolvidables. Palabra de Cinecutre.

DOS ESTILOS DE DIRECCIÓN

En Ninja Kill es necesario hablar de dos estilos distintos de dirección, referidos a cada uno de los dos segmentos que constituyen el filme.

En el segmento americano, la dirección se asemeja a la de una película porno y el travelling hacia delante y hacia atrás no existe, de manera que el realizador hará uso del zoom en todas las ocasiones en las que necesite acercar la cámara a un objetivo concrecto.

Pero lo más destacable son las peleas de Ninjas, que más que combates, son exhibiciones de artes marciales dignas de una gala de José Luis Moreno, donde ambos contendientes pelean por turnos, siguiendo unos movimientos muy marcados y carentes de espontaneidad. Ataca uno, se aleja, ataca el otro, se aleja, ambos se posicionan, después se atacan otra vez, se alejan, se separan... Parece que en cualquier momento van a lanzar un dado de Warhammer para decidir quién ataca primero.

En cambio, las peleas del segmento asiático son todo lo contrario, ya que el coreógrafo no existe, y por tanto, todos los actores tienen que improvisar sobre la marcha sus torpes movimientos de lucha.

Debido a una malísima planificación y a la carencia de storyboard, los intérpretes asiáticos continuamente se salen del marco de la cámara, pero eso no es problema para el director, quien se encargará de solucionarlo, ajustando los encuadres durante la filmación. Y por supuesto, el travelling tampoco se utiliza, y se opta por el siempre infalible zoom.

CORTA, PEGA Y REDOBLA

Pero el gran mérito de toda la cinta lo tiene el montador. Al igual que sucede con las cintas de Cuneyt Arkin, el montaje es lo que ha elevado a Ninja Kill a la categoría de película de culto. Y es que dicho montaje parece realizado en un findesemana por 4 colegas improvisando doblajes de voz, sobre varias secuencias de una película asiática de dudosa procedencia.

En uno de los trucos de edición más desvergonzados que se recuerdan, Harrison hará una llamada teléfónica a su amigo asiático David, lo que nos traslada a una secuencia donde se alternan planos de dos películas distintas, en las que ambos actores sostienen sendos teléfonos.

El diálogo entre ambos personajes no tiene desperdicio:

Gordon:- David, soy Gordon. Quiero encargarte una misión importante.

David:- ¿Que quieres qué? (se acaba de levantar de la cama)

Gordon:- Quiero que vayas a Tailandia y busques a un hombre llamado Cuba. Podría estar involucrado en algunos asesinatos políticos.

David:- Estoy ocupado, además, no sé dónde está Tailandia (no comments xD)

Gordon:- Es una trama política y algo acerca de los ninjas lo que voy a investigar.

David:- Más vale que sea importante.

Gordon:- Pasa por el despacho y recoge un informe sobre Cuba. (¿Qué despacho? ¿dirige algún tipo de organización?)

En cuanto a los efectos sonoros, sólo existen dos o tres samples distintos, que se repiten continuamente a lo largo de la película, de manera que todas y cada una de las ostias suenan exactamente igual (ocurre lo mismo con los disparos), aunque éstas impacten en materiales distintos o con menor potencia. Para colmo de males, los citados efectos en multitud de ocasiones sufren un retardo bastante apreciable. Y la música por supuesto, es robada, pero no sabría decir de qué película.

GRANDES ESCENAS

Y ahora, como siempre, toca narrar las secuencias más destacables:

Follando con la senadora: David se cuela en casa de la malvada senadora Lintelton y es descubierto. David apunta a la senadora con su pistola, y tiene lugar la siguiente conversación:

Senadora:- Guarde esa pistola, no me gustan las armas grandes.

David:- Eso depende de su colaboración.

Senadora: -¿Colaboración? Deme una buena razón por la que debería, nosotros no tenemos mucho en común.

David:- Siéntese.

Senadora:- Veamos, ¿de qué estábamos hablando? (¿a cuento de qué viene esta frase?)

David:- De colaborar, puta (así me gusta David, trátala como se merece)

Senadora:- Oh ya lo recuerdo (¿?¿?¿? pero si sólo llevan 30 segundoss de conversación, ¿qué coño había olvidado la lerda ésta?) Está bien, colaboraré enseguida, disculpe.

David: -¿A dónde vas?

Senadora:- A ponerme algo más cómodo, ¿dónde si no? Porque me parece que va a ser una noche muy larga, para dejarte satisfecho.

Litelton agarra la chaqueta de David y ambos acaban jincando. ¿Cuál es tu secreto, David? ¿Qué las das para que todas acaben en tu cama a los 5 minutos de conocerlas?

Salvado por el petardo: David y su amigo subnormal han sido descubiertos por Cuba mientras merodeaban en su finca (se lo montan tan mal, que allá donde van, siempre les pillan). En lugar de deshacerse de los intrusos, el maligno conspirador político decide sentarse a charlar con ellos, para tratar de llegar a un acuerdo por la vía pacífica.

David es desprovisto de sus armas, pero guarda un as en la manga. Y es que posee algo que parece un mechero, gracias al cual conseguirá huir, ya que sirve para reventar cigarrillos a distancia, lo que sumirá al enemigo (y a la audiencia también) en un total desconcierto. De este modo, los malos se acojonan y permiten marcharse a David.

Lo último en bromas tailandesas: Petardos de cigarrillo por control remoto.

Cruel asesinato tailandés: Como buen villano, Cuba practica ejecuciones en su jardín. En una de ellas, asesinará a tiros a un tipo de ridículo peinado. Lo llamativo de la ejecución es que, a pesar de que el verdugo se equivoca al apuntar, los disparos harán impacto en el objetivo, lo que nos lleva a pensar que utiliza algún tipo de bala de origen filipino, que efectúa una acusada curvatura en su trayectoria.

Humor Amarillo: David y su colega retrasado consiguen escapar de las putas violadoras, pero en su huida se toparán con un grupo de personas (a quienes no volveremos a ver en toda la película y por tanto no sabemos por qué aparecen) perseguidas por los 4 fulanos con gorra, en una secuencia cuya nefasta dirección nos remite directamente al programa Humor Amarillo, ya que, en primer lugar, vemos un plano de una marabunta de gente corriendo, y después un plano fijo desde el lateral de un pequeño barranco, que nos permite ver cómo los distintos corredores van saltando uno a uno. Sólo faltan los cascos de colores y Takeshi Kitano, juzgad vosotros mismos:

Tras esta secuencia, uno de los perseguidores mete un disparo, y 4 corredores mueren, y eso que estaban situados en posiciones distintas...

GRANDES FRASES Y DIÁLOGOS:

1: "Mierda, mi chaleco me dice que tenemos problemas" (Mickey, segundos antes de ser capturado por Cuba)

2: David y sus amigos vuelven al río donde fueron secuestrados. Allí se encuentran con una de las putas responsables de la muerte de Bob (le mataron a polvos, recordemos).

David:- Que sopresa verte por aquí.

Puta:- Hola, guapo.

David:- ¿Has pescado muchos hombres últimamente?

Puta:- Siento mucho lo que pasó, supongo que fuimos un poco duras, [¡¡pero si matastéis a un tipo!!], pero sólo queríamos un poco de emoción [¿qué clase de excusa es ésa?]

David:- Que bien, nuestro amigo murió por vuestra culpa [y se sienta tan tranquilo en una roca]. Escapamos y le encontramos agonizando.

Puta:- Oh vaya lo siento [se sienta en la roca junto a David], yo no lo sabía. Podría haber sido cualquiera de nuestras chicas. De hecho, podría haber sido cualquier persona, ¿no creéis? [¿¿pero qué me estás contando??].

Mickey:- Bueno, supongo que no podemos culparte a ti de todo esto. Era una gran tentación, tantas mujeres de una vez, y desnudas.

Tras esta frase, se hacen amigos de la puta y queda demostrado que Bob les importaba tres cojones.

3: El día de las elecciones, el sargento Corey del ejército se pone a hablar con David, ya que está preocupado por la posibilidad de que Cuba y los suyos cometan un atentado.

Corey:- Bueno david, esto no me gusta. Todo va demasiado bien. Deben de haber cambiado los planes. No sé si actuarán y cuándo.

David:- Sí sargento, a mí también me preocupa, pero espero que podamos cogerlos antes de que empiecen.

Corey:- Espero que tengas razón David.

David:- Ehh, no te preocupes, has hecho lo que has podido. En vista de la situación, estoy seguro de que todo irá bien. Tranquilo, nos iremos de copas, eh, algún día, con tu familia, traétela [¿¿que se lleve a la familia? ¿por qué? Bueno, es David, conociéndole, imagino que querrá pencarse a las hijas, a la hermana, a la madre, a la abuela...]

4: David y el payaso del polo amarillo intentan colarse en casa de Cuba, pero se encuentran con un guardia, y tratan de disuadirle.

Guardia:- Eh vosotros, ¿qué queréis?

David:- ¿Está tu patrón?

Guardia:- ¿Por qué?

Subnormal del polo amarillo:- Por nuestra salud. El médico nos ha ordenado que vengamos aquí, ¿sabes?

Tras la desconcertante explicación, comienza una pelea.

Hay muchísimos más diálogos memorables (posiblemente todos los que aparecen en la película), pero no es plan de escribirlos todos.

CONCLUSIONES

El término cutre se nos ha quedado corto. Eso es lo que me viene a la cabeza cuando observo el segmento filipino de Ninja Kill; el cual no merece ser calificado como cutre, sino que la palabra más adecuada sería TERCERMUNDISTA. Y es que este subfilme es una auténtica muestra de la decadencia en la que se encuentran sumidos países como Tailandia, Camboya, Filipinas, o lo que cojones sea el puto lugar dónde han rodado.

Y en cuanto al segmento americano, el término que mejor lo define es desfachatez, ya que hay que tener muy poca vergüenza para reutilizar metraje de una peli ya filmada, y poner a un pobre anciano a correr por un parque sin camiseta y agitando una espada...

Para acabar, quería exponeros una duda que me ha surgido viendo Ninja Kill y otras películas de la saga. ¿Alguna vez Richard Harrison y el actor "filipino" que interpreta a David llegaron a conocerse en la realidad? ¿Compartieron plano en algún filme? De ser así, debió ser un momento realmente memorable. Y es que tiene mucha tela que dos actores hayan compartido metraje en casi una decena de películas, y aparentemente nunca se hayan conocido...

PD: ¿Alguien sabe el nombre del mítico actor que interpreta el papel de David?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada